Las 5 cosas que no sabes sobre los dientes de leche en niños

Resulta curioso como teniendo que pasar todos por la infancia, no nos paramos a pensar en cuestiones relacionadas con los dientes de leche en niños, algo que sí hacemos cuando crecemos. Pues bien, con motivo del Día Universal del Niño, celebrado este mes, ha llegado el momento de que te enteres de todas esas cosas que ocurren con los dientes de leche y que muchas veces desconocemos.

Curiosidades relacionadas con los dientes de leche en niños

Presta atención a las 5 cosas que tenemos que contarte sobre los dientes de leche en niños. ¡Seguro que no sabías alguna de ellas!

Los dientes de leche en niños contienen… ¡células madre!

Por si no lo sabías, los dientes de leche en niños son una poderosa fuente de células madre, que se pueden emplear para realizar reparaciones dentales, así como en la reconstrucción y regeneración de tejidos y órganos dañados.

Para ello, puedes recurrir a bancos de dientes que investigan este asunto en profundidad y conservan los dientes a temperaturas muy bajas.

¿Sabías que el estrés puede influir en el estado de los dientes de leche de los niños?

Según determinan investigaciones recientes del Hospital General de Massachusetts, la dentadura de los más pequeños puede revelarnos situaciones sobre su salud mental, como si están sometidos a altos niveles de estrés.

Se han estudiado las marcas de crecimiento en los dientes primarios y, al parecer, su grosor puede ayudar a identificar síntomas de depresión u otras alteraciones similares. Esto se debe a que los dientes elaboran una especie de registro en nuestros dientes en relación a las distintas experiencias vitales que tengamos, por tanto, factores como el estrés, unos malos hábitos alimenticios u otras enfermedades pueden afectar a nuestro esmalte dental, lo que provoca que se generen unas líneas de crecimiento más marcadas. A mayor grosor, mayor volumen de estrés.

También se ha comprobado que el estado emocional de la gestante durante el embarazo puede tener influencia directa, ya que aumentan las probabilidades de que las líneas de crecimiento de los dientes de leche de sus hijos sean más gruesas.

Detectar con tiempo este tipo de patologías puede resultar muy interesante para contribuir en la mejora de la salud mental de los niños y prevenirla, al tiempo que los padres y el entorno serán conscientes de la situación y podrán actuar en consecuencia.

¿Es conveniente arrancar los dientes de leche?

¡Rotundamente NO! Si piensas que arrancando los dientes de leche de tus hijos cuando estos se empiezan a mover les estás beneficiando… estás cometiendo un error. Todo lo contrario, lo recomendable es tener paciencia y esperar que el diente de leche se caiga cuando llegue el momento, salvo en casos en los que el dentista crea conveniente otra cosa. Si se arranca antes de tiempo podemos ocasionar daños en los tejidos sensibles de la encía y elevar las posibilidades de infección y sangrado, lo que resulta bastante doloroso para los más pequeños.

Además, si se arranca el diente de forma prematura, es posible que la pieza permanente aún no esté lista para salir, lo que puede suponer un perjuicio para los dientes de alrededor, que pueden desplazarse dando lugar a apiñamientos o espacios interdentales, y afectar a la colocación de los posteriores dientes definitivos.

¡Olvida la idea de tirar del diente con un hilo atado a la puerta! Cada proceso tiene su curso.

Manchas blancas en los dientes primarios, ¿a qué se debe?

Los dientes de leche en niños también pueden experimentar enfermedades bucales. Si detectas la aparición de manchas blancas en las piezas primarias, puede deberse a que se están manifestando síntomas de caries. Estas manchas suelen comenzar cerca de las encías y con el tiempo pueden volverse de color marrón o negro.

En los bebés existe lo que se denomina como “caries del biberón”, que se produce por el contacto prolongado entre la dentadura del bebé y el biberón, cuando este contiene bebidas azucaradas como zumos o similares. Por ejemplo, si se queda dormido con el biberón en la boca.

En todo caso te recomendamos que consultes con el especialista para que evalúe el caso y emita un diagnóstico preciso.

Otras curiosidades sobre los dientes de leche en los pequeños

  • Es posible nacer con dientes de leche
  • Existen un total de 20 dientes de leche en niños, aunque de adultos las piezas definitivas son 32.
  • Los dientes primarios se empiezan a formar durante el embarazo, entre la sexta y la octava semana de gestación, aunque por lo general, estos no sean visibles aún.
  • Un niño puede tener al mismo tiempo de forma visible el diente de leche y el permanente, lo que se conoce como “dientes de tiburón”.

 

¿Las conocías todas? ¿Cuál te ha sorprendido más? Lo cierto es que los dientes de leche en niños guardan más misterios de los que nos pensamos. En DentalCom estamos encantados de descubrirte estas y otros muchos aspectos curiosos sobre las disciplinas de la odontología. Ponemos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales para que puedas resolver todas tus dudas… ¡te esperamos!

¡Compártelo!

0 comments on “Las 5 cosas que no sabes sobre los dientes de leche en niños

Leave Comment

PIDE CITA