Guía básica sobre la salud dental familiar

salud dental familiar

Existen pocas cosas tan gratificantes como el trabajo en equipo, y cuando se trata de tus seres queridos, más aún. Hay muchas tareas que se pueden realizar en conjunto, y mantener buenos hábitos bucales es una de ellas. Cuidar entre todos la salud dental familiar puede traer numerosos beneficios, tanto a nivel individual como grupal.

Con motivo del Día Internacional de las Familias, que tiene lugar este mes, os dejamos algunas recomendaciones para facilitar esta labor, que no siempre es fácil.

6 consejos para una buena salud dental familiar

Es importante que los padres se encarguen de que sus hijos reciban una educación dental en condiciones, que luego puedan ver reforzada en otras áreas como el colegio o entre amigos. A continuación planteamos una guía básica sobre la importancia del cuidado de la salud dental familiar. ¡Aplica estos consejos y notarás los resultados!

Crea conciencia desde pequeños

Está demostrado que generar ciertos hábitos desde edades tempranas puede resultar muy beneficioso. En el caso de los niños, es posible que incluso antes de empezar el colegio puedan manifestar problemas bucales. Por ello, como medida de prevención, es fundamental crear conciencia en ellos de la importancia del cuidado dental, para que lo vean como una rutina más. De esta forma evitarás que más adelante les cueste más adquirir estos hábitos o que no sean capaces de desenvolverse de manera individual cuando tengan que hacerlo, por ejemplo, en la escuela o el instituto.

El cepillado… ¡mejor juntos!

Se trata de ser el referente que ellos necesitan, especialmente al principio, que por cuestiones obvias es cuando más ayuda y supervisión requieren.

Empieza a incluir a los hijos en esta rutina. Actúa como guía, orientándoles sobre la mejor forma de hacerlo, explicando la importancia de cada paso de la higiene. Es simple, si te ven hacerlo, probablemente ellos también lo harán.

Debes tener en cuenta que, en función de la edad, el proceso será de una forma u otra. No es lo mismo el cepillado en un bebé que en un niño de 5 años que ya ha desarrollado ciertas habilidades.

¡Asegúrate de que se siguen todos los pasos!

De poco sirve querer implantar un hábito si los pasos a seguir no se enseñan correctamente. Es muy relevante por tanto seguir una rutina completa de higiene dental. Es decir, asegúrate de que no solo se realiza el cepillado en la forma y tiempos correctos, sino que se utilizan además otros complementos para hacer el proceso completo y eficaz. Por ejemplo, usando hilo y enjuague bucal (si contiene fluoruro mucho mejor). Siempre haciendo uso de forma adecuada y siguiendo las indicaciones del etiquetado y los profesionales, a fin de que no sea contraproducente.

Una buena salud dental familiar pasa por una alimentación saludable

En alguna ocasión hemos mencionado la importancia de mantener una alimentación equilibrada y saludable para proteger nuestros dientes y encías. Pues bien, no debes tomar a broma este consejo, ya que es más determinante de lo que piensas.

Según los alimentos que ingieras, puedes estar influyendo en la salud dental familiar. Lo mejor es comprar productos frescos y variados, como frutas y verduras. Por supuesto, sin renunciar a beneficiarte de los nutrientes de carnes, pescados o lácteos. Evita el consumo de alimentos  azucarados, excesivamente fríos o calientes y no abuses de los ácidos.

¿Por qué tiene que ser aburrido?

En un post anterior ya profundizamos en este aspecto. No se debe asociar el momento del cepillado como algo aburrido o tedioso. Por el contrario, cuidar la salud dental familiar se puede convertir en una actividad de lo más entretenida. Aprovecha para cantar, improvisar algún juego divertido o contar alguna anécdota del día curiosa.

En familia, sí, pero sin perder de vista al dentista

Aprender en familia está genial, pero sin renunciar a la labor de los profesionales. Es de vital importancia que acudas regularmente al dentista para realizar revisiones periódicas de todos los miembros de la familia, sin excepción.

La importancia de los hábitos de salud dental familiar

Todos los consejos planteados anteriormente no tienen mucho sentido si realmente no se entiende la importancia de llevar unos hábitos de salud dental familiar adecuados. ¿Por qué es conveniente hacerlo? Si necesitas algunas razones para convencerte, aquí van unas cuantas:

  • En el proceso educacional de padres a hijos, incluso de abuelos a nietos, es importante transmitir valores y responsabilidades diarias.
  • Invertir tiempo hoy en adquirir hábitos correctos, se traduce en beneficios presentes y futuros. Desde pequeños aprenderán la importancia de implantar ciertas rutinas, lo cual puede ser una enseñanza muy útil para aplicar en otros ámbitos de su vida.
  • La salud bucal de toda la familia lo agradecerá, manteniéndose en buen estado y aumentando las probabilidades de no sufrir problemas serios como consecuencia de una higiene bucal deficiente.
  • Fomentas el realizar actividades en familia, dedicando tiempo de calidad. ¿Quién dijo que el momento del cepillado no puede ser entretenido?
  • Refuerzan su autoestima a medida que van sintiendo que pueden hacerlo solos.

 

Es evidente que las familias juegan un papel fundamental en la higiene bucal. La clave es tener la capacidad de mantener unas rutinas de forma constante para asegurar una buena salud dental familiar. En DentalCom trabajamos para que todos tus seres queridos puedan lucir la mejor de sus sonrisas. ¿Te lo vas a perder? ¡Te esperamos en la clínica dental!

¡Compártelo!

0 comments on “Guía básica sobre la salud dental familiar

Leave Comment

PIDE CITA