¿Influye el síndrome de asperger en los dientes?

El síndrome de Asperger

Este mes se ha celebrado el Día Internacional del Síndrome de Asperger. A priori puede que nos cueste pensar qué tipo de influencia puede tener en la salud bucal, pero lo cierto es que, en las personas que lo padecen, se suelen presentar ciertas dificultades.

Antes de profundizar en ellas, para ponernos en contexto, es necesario conocer algunos de los signos característicos de los pacientes que lo sufren. El síndrome de Asperger se incluye dentro de los trastornos del Espectro del Autismo (TEA). Es decir, es un trastorno del neurodesarrollo  que comparte características similares con el autismo.

  • Su principal complejidad reside en el ámbito de la comunicación verbal y no verbal y en la interacción social.
  • Presentan dificultades para adaptarse a tareas nuevas de forma flexible. Sin embargo, también siguen patrones de conducta repetitivos.
  • Comprenden el lenguaje de manera literal y les cuesta encajar bromas o ironías. A la hora de expresarse suelen recurrir a un lenguaje preciso y técnico.
  • Sus intereses suelen ser muy específicos y concretos.

Cómo puede afectar el síndrome de asperger a la salud bucodental

Una vez sabemos que el síndrome de Asperger efectivamente puede afectar al estado de la boca, el siguiente paso importante es conocer cómo. A continuación exponemos los aspectos fundamentales en los que se puede apreciar su influencia de forma significativa.

Higiene bucal

Las personas con Asperger se caracterizan por ser muy sensoriales, ya que reaccionan de forma sensible ante los distintos estímulos que pueden recibir. Es por ello que, si bien es cierto que pueden llegar a mantener una rutina estricta y metódica de higiene bucal, el momento del cepillado dental puede costarles un poco.

En estos casos puede ser beneficioso recurrir a juegos que les ayuden a interiorizar esta tarea, y es aconsejable explicarles de forma clara y ordenada el proceso paso a paso de una rutina de cuidado dental y su importancia.

Caries y enfermedades periodontales

Las caries y demás enfermedades de las encías, como la gingivitis o la periodontitis, también pueden aparecer con regularidad. En este sentido tiene mucha influencia el punto anterior, ya que si no se consigue mantener una rutina de higiene bucal adecuada y diaria, las personas son más propensas a tener algún tipo de problema dental.

Hay que tener en cuenta que las personas que padecen el síndrome de Asperger, por lo general, toman mucha medicación de forma diaria, lo que dificulta notablemente la producción de saliva. Al no producir una buena cantidad de la misma y tener la boca seca, las bacterias encuentran la ocasión perfecta para atacar a los dientes y tejidos dentales.

Maloclusión dental

Los problemas relacionados con la masticación pueden llegar a ser algo frecuente en los pacientes con Asperger. Esta dificultad puede derivar en alteraciones en la mordida que habrá que tratar de la forma adecuada para que no suponga un problema limitante en su día a día. La mejor forma de hacerlo es poniendo el caso en manos de un especialista que se encargue de aplicar el tratamiento adecuado.

Problemas en la zona temporomandibular

Los problemas en la zona temporomandibular son habituales en personas con este trastorno. Se debe principalmente a que, como consecuencia de la ansiedad o el estrés que suele presentarse con frecuencia, se produce un rechinamiento involuntario de los dientes, provocando así la erosión y desgaste del esmalte dental. Esto, a su vez, contribuye a la aparición de patologías dentales como el bruxismo, pudiendo ocasionar molestias o dolor en la zona de la mandíbula, llegando incluso a extenderse por la cabeza y los oídos.

En algunos casos, el síndrome de Asperger puede asociarse con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Esto puede influir en su salud bucal porque aumenta la probabilidad de sufrir algún golpe o caída que les provoque un traumatismo dental.

Visitas al dentista

Al presentar algunas dificultades a la hora de comunicarse, las visitas al dentista de los pacientes que padecen el síndrome de Asperger pueden suponer un reto. Además, expresar sus emociones o sentimientos les resulta complejo, por lo que les puede costar manifestar molestia, dolor o satisfacción. Desde el punto de vista del dentista, estas situaciones pueden ser difíciles de manejar porque le cuesta comprender cómo se siente el paciente en cada momento.

Lo recomendable en estos casos es que el profesional se exprese de forma clara y sencilla, utilizando un lenguaje comprensible y directo.

 

No obstante, debe quedar claro que cualquier paciente con el síndrome de Asperger puede conseguir establecer buenos hábitos de higiene bucal y mantener su dentadura en estado óptimo. Pero sí es importante ser conscientes de las dificultades que puede entrañar este proceso para poder ayudarles y facilitar esta tarea. Además, recomendamos siempre acudir a revisiones para llevar un seguimiento adecuado. ¡Te esperamos en DentalCom!

¡Compártelo!

0 comments on “¿Influye el síndrome de asperger en los dientes?

Leave Comment

PIDE CITA